El trauma dentoalveolar son lesiones de los dientes o tejidos blandos producidas por una acción violenta sobre la cavidad bucal, pudiendo ocasionar la fractura o pérdida de uno o varios dientes.

La clasificación de trauma dentoalveolar  más empleada es aquella adoptada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que distingue cuatro grupos principales que son:


1. Lesiones de tejidos duros dentarios y de la pulpa

  • Fractura incompleta: afecta el esmalte, sin pérdida de sustancia.
  • Fractura coronal no complicada: afecta el esmalte y la dentina.
  • Fractura coronal complicada: afecta el esmalte, la dentina y expone la pulpa.
  • Fractura complicada de raíz y corona: afecta el esmalte, la dentina, cemento y expone la pulpa.

2. Lesiones de los tejidos periodontales: afecta el esmalte, la dentina, cemento y expone la pulpa

  • Concusión: afecta los tejidos de soporte; hay sensibilidad a la percusión, sin movilidad ni desplazamiento.
  • Subluxación: afecta estructuras de soporte, hay aflojamiento sin desplazamiento.
  • Luxaciones:
        a. Extrusiva: desplazamiento parcial fuera del alveolo.
        b. Intrusiva: desplazamiento, conminusion o fractura alveolar.
        c. Lateral: desplazamiento, cominucion o fractura alveolar.
  • Avulsión: Exarticulacion completa del diente.

 3. Lesiones del hueso de sostén

  • Conminucion de cavidad alveolar: asociada a a luxación intrusiva.
  • Fractura de la pared alveolar: vestibular o lingual.
  • Fractura del proceso alveolar: puede afectar la cavidad alveolar.
  • Fractura del hueso basal: maxilar o mandibular.

4. Lesiones de la encía o de la mucosa oral

  • Laceración.
  • Contusión.
  • Abrasión. 

 

Recomendaciones

Qué hacer en caso de trauma de DIENTES TEMPORALES


La recomendación a pacientes cuando ocurre  trauma dental en niños jóvenes es lavar la herida con bastante agua.  Detener el sangrado comprimiendo el área lesionada con una gasa o algodón por cinco minutos y  buscar tratamiento de emergencia con un odontopediatra. 

Qué hacer en caso de trauma de DIENTES PERMANENTES


Las fracturas dentales (dientes rotos), luxaciones (dientes desplazados) y avulsión (pérdida completa del diente) son las lesiones más frecuentes a la dentición permanente. Estas lesiones pueden tener un mejor resultado si el paciente está bien informado sobre las medidas apropiadas de primeros auxilios. 

Primeros auxilios de fractura dental.  En una fractura de la corona, la parte fracturada del diente puede ser reposicionada usando adhesivo dental y resinas composite.  Este es un tratamiento conservador recomendado, especialmente en adolescentes.  Hallar el fragmento dental y mantenerlo húmedo (idealmente solución salina, saliva, leche).   Se debe buscar tratamiento dental inmediato. 

Primeros auxilios de avulsión dental.  Frecuentemente se puede salvar un diente permanente a través de una respuesta de primeros auxilios adecuada y tratamiento inmediato.

  • Conservar la calma del paciente.
  • Encontrar el diente y tomarlo por la corona.
  • En el caso que el diente este sucio, lavarlo durante 10 segundos bajo agua corriente fría y reposicionarlo.
  • Si esto no es posible, colocar el diente en un vaso de leche.  El diente también puede ser trasportado en la boca, manteniéndolo entre los molares y la parte interna de la mejilla.
  • Evitar el almacenamiento en agua.
  • Buscar tratamiento dental de emergencia inmediatamente.

Otros aspectos a tener en cuenta


Reporte de lesiones.  Un reporte escrito del accidente, en la atención inicial de urgencias, es esencial para su posterior cubrimiento por el estado o compañía aseguradora para los casos de accidentes escolares, ocupacionales, transito, eventos catastróficos y terrorismo.  Este reporte debe dar detalle del trauma dentoalveolar, incluyendo la causa, el tipo de lesión, el tratamiento y el pronóstico.  En la eventualidad que sea tratado inicialmente por consulta médica de urgencia deberá existir una remisión para valoración especializada en odontología. 

Dieta.  Una dieta blanda prescrita por los primeros 14 días, para proteger los dientes lesionados (no comer alimentos duros, pero no necesariamente es una dieta líquida). 

Higiene Bucal.  La limpieza meticulosa de los dientes y las encías es necesaria para promover la curación. La higiene oral diaria incluye lo siguiente:

  • Enjuagar la boca a fondo con 1 cucharada de clorhexidina dos veces al día por una semana.  Para niños menores a los 7 años se indica la aplicación tópica de la clorhexidina.
  • Cepillado cauteloso después de cada comida con un cepillo de cerdas suaves, trabajando desde las encías a los dientes.
  • Después de cepillar los dientes, asegurarse que los dientes y las encías estén totalmente limpios.
  • Si hay lesiones labiales asociadas, recomendar humectante labial durante el periodo de curación para evitar la resequedad.

  • Contáctenos

    1. (requerido)
    2. (Ingresa un correo electrónico válido)
    3. (requerido)
     

    cforms contact form by delicious:days

  • Síguenos en…

  • Traducir