La periodoncia es una especialidad Odontológica que estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades o anomalías que afectan a los tejidos que soportan los dientes (encías, ligamento periodontal y el hueso de los procesos alveolares).  Las principales enfermedades periodontales son la Gingivitis y la Periodontitis.   

 

 

La Periodontitis

La Periodontitis es la primera causa de pérdida de dientes en la población mundial (3 de cada 4 personas la padecen). Es una enfermedad bacteriana que afecta a la encía, al ligamento periodontal  y al hueso que soporta los dientes. Puede manifestarse por enrojecimiento, inflamación y sangrado de las encías al cepillarse.  Además puede producir mal aliento, recesión de encías, movilidad dental, pedida de los dientes y con esto conlleva a dificultad para masticar, problemas digestivos, alteración estética.  La enfermedad periodontal se relaciona con otras enfermedades sistémicas como: diabetes, infarto agudo de miocardio, partos prematuros y neumonía por aspiración. 

This movie requires Flash Player 9

 

Progresión de la enfermedad

This movie requires Flash Player 9
 

 

Tratamiento

El tratamiento radica en eliminar las bacterias que causan la gingivitis y periodontitis, deteniendo el avance de la enfermedad, y regenerando el hueso perdido en algunas situaciones. 

Existen otros casos en los que el periodoncista puede actuar, como son los excesos o ausencias de encía en condiciones no relacionadas con la enfermedad periodontal.

This movie requires Flash Player 9

[Explora el gráfico con el cursor del mouse]

 

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la causa de la enfermedad periodontal?

La causa más frecuente que da lugar a que la encía enferme son las bacterias.  En la boca existen más de 600 tipos diferentes de bacterias y muchas de ellas son potencialmente lesivas para los tejidos que soportan al diente.  Las bacterias que habitan en la boca se depositan en la superficie entre el diente y la encía, constituyendo la placa bacteriana.  La gravedad de las lesiones producidas por las bacterias en el periodonto depende de la susceptibilidad individual que es una característica genéticamente determinada. 
 

¿Es hereditaria la enfermedad periodontal?

El elemento fundamental para padecer enfermedad periodontal es la predisposición individual y esta viene condicionada genéticamente.  Es un error pensar que sólo la predisposición genética es suficiente para padecer periodontitis, se necesita la presencia de bacterias.  Con frecuencia las personas que padecen periodontitis, sobre todo las de formas más severas, encuentran afectados entre sus padres o hermanos, lo cual dice sobre el componente hereditario de la misma.  El hecho de ser tan frecuentes, muchas veces quita peso a este elemento, para ser consideradas como coincidencia familiar debida a la alta incidencia.  Por lo tanto, y considerando que hoy en día poco podemos hacer por modificar la predisposición genética, la forma de prevenir y tratar las periodontitis es el control de la placa bacteriana.
 

¿Por qué mi periodoncista me sugiere que deje de fumar?

Aunque el cigarrillo no es capaz de producir enfermedad de la encía directamente, si que agrava la evolución de la misma reduciendo el aporte sanguíneo a los tejidos de la encía.  Como consecuencia la eficacia del tratamiento se afecta por disminución a la respuesta fisiológica del organismo en procesos de defensa, regeneración y cicatrización. 

 
¿Tiene cura esta enfermedad?

En los estados iniciales puede corregirse.  Pero la periodontitis tiende a ser un cuadro crónico.  Esto quiere decir que cuando el estado de la enfermedad es avanzado y se ha perdido mucho soporte óseo, lo mejor que se puede lograr es detener la progresión de la enfermedad.  El nivel de hueso perdido es difícil de recuperar.  No obstante existen técnicas regenerativas que pueden ayudar.  Es el especialista quien valorara cada paciente y determina el tratamiento idóneo y su pronóstico.

El tratamiento básico consiste en eliminar la infección existente limpiando a fondo toda la boca, bajo anestesia local. Si el estado es muy avanzado o se requiere regeneración, se precisa una pequeña intervención quirúrgica, también con anestesia local.  El tratamiento puede complementarse con el uso de antibióticos.

El paciente debe ser consciente de su problema y asumir que, tras el tratamiento inicial, al menos tres veces al año debe acudir al Odontólogo a realizarse limpiezas de mantenimiento, durante el resto de su vida.  La higiene bucal es fundamental para tratar este tipo de problemas. Sólo de este modo se consigue una terapia eficaz. 

 
 


  • Contáctenos

    1. (requerido)
    2. (Ingresa un correo electrónico válido)
    3. (requerido)
     

    cforms contact form by delicious:days

  • Síguenos en…

  • Traducir